catacumba

catacumba

The atrium or courtyard of a basilican church.
References in periodicals archive ?
Pero no porque las palabras ya no son de catacumba, olvidamos lo aprendido a la sombra de los codigos (Richard "Cultura" 5).
Ya hemos senalado un par, por una parte los santos pueden portar sus propias coronas, tipologia que probablemente surgiera con las primeras representaciones de los santos, en el siglo IV (Cristo da la corona a los bienaventurados, Roma, catacumba de Domitila), y por otra puede que las coronas aparezcan flotando por encima de su cabeza (Arzobispo Ursino, siglo VI, Ravena, San Apolinar in Classe).
Uma pequena caverna, proxima ao topo do caminho onde se encontra a Igreja, foi escolhida como sua catacumba.
28), "Jettatura" ("E na treva, a gemer, sob a luz de teus olhos, / Vou descendo os degraus de minha catacumba.
Desde planear las celdas para las urnas como un muro de contencion al aire libre, que se disipara entre la pendiente y la vegetacion y conformara una especie de linea de horizonte frente a la cual se alzaran con toda su gracia las airosas catenarias invertidas de la capilla, hasta una catacumba, una galeria totalmente subterranea que desapareciera de la vista.
In 1961, he published an essay about the Brazilian slum (or favela) of Catacumba, located on a desolate mountainside outside of Rio de Janeiro.
Lo peor que podria ocurrir es que el libro fuera relegado a un margen y viviera en una especie de catacumba donde solo una minoria, una minoria muy selecta y exclusiva, la mantendria viva.
The first, "Tempo de Catacumba," consists of social, crypto-Marxist protest poetry, more or less veiled because it was written during the fascist dictatorship in Portugal.
Significativamente, una de las imagenes mas antiguas del ave fenix en la pintura cristiana es la que aparece en la capilla griega de la catacumba de Priscilla probablemente para simbolizar aquel cristianismo perseguido que se fortalecia gracias a sus martires (fig.
Incluye ademas un articulo sobre la interpretacion de unas representaciones pictoricas en la catacumba de Marcelino y Pedro (J.
Usted no sabe que manejar un pais no es otra cosa que llevar a buen fin el devenir de una gran familia y que ademas debe rodearse de personas creibles, inteligentes, con conocimientos de los problemas que nos hieren para que no se mienta en la forma que se hace; para que Cristobal Montoro recapacite en su inigualable errata mental; para que Dolores de Cospedal deje de pertenecer a la catacumba de damas politicas poco adictas a darle la mano al obrero que pone el ladrillo.
Lo habitual es que Maria levante los brazos, ligeramente separados del torso, y coloque los antebrazos dibujando una linea oblicua, con las palmas de las manos mirando al espectador, como ocurre con la orante de la Catacumba de Priscila.