Basilisco

Basilisco

knight renowned for foolish bragging. [Br. Lit.: Solomon and Persida, Brewer Dictionary, 83]
Mentioned in ?
References in periodicals archive ?
tras lo cual le vino luego subitamente un accidente tal en la fantasia, que, metiendo con mucha presteza mano a la espada, se fue acercando con notable colera a Sancho, diziendo: espera, dragon maldito, sierpe de Libia, basilisco infernal: veras por experiencia el valor de don Quixote, segundo san Jorge en fortaleza .
en sus origenes, tanto mortificaban los flujos por luciferinos urticantes de su pudendo que, en un rapto extatico y como poseido por serafines quirurgicos, amputose de un tajo el basilisco, entregandolo como piltrafa a los perros; asi aligerado ascendio, en un torbellino de sentencias gnosticas, al cimborio supremo del panteon platonico (SARDUY, 1999: 476).
Twenty-three-year-old masseuse Mercy Basilisco is dead.
Una vez desechada la hybris implicita en la pretension de conocer directamente lo absoluto, lo que ahora se impone es la necesidad de reconocerlo a traves de sus expresiones indirectas temporalmente mediatizadas, las cuales resultan ser bastante mas inocuas para la percepcion que la pura exposicion cognoscitiva a la unertraglich (intolerable) mirada de basilisco emanada del Absoluto que el espiritu finito, como se ha indicado, es incapaz de mantener y soportar.
2001): "Dialectica de clases y dialectica de Estados", El Basilisco, 30 (2), pp.
Revisa Nider las menciones de estos animales fabulosos, acompanados por el pelicano y el basilisco, en toda la produccion quevediana, senalando la relacion de reescritura intergenerica tan llamativa y tan propia del poeta que hace intervenir en diferentes contextos y con distintos valores a estos animales mitologicos.
Y era considerado en un mismo titulo precioso, gozoso, maravilloso, extrano, y por eso el duque de Berry alineaba juntos los calices y los vasos de gran valor artistico con un elefante disecado, un basilisco, un huevo que un abad habia encontrado dentro de otro huevo, mana del desierto, una nuez de coco y un cuerno de unicornio.
Entonces ella la miro y dijo: 'Ah, porque es un huevo de basilisco.
Los brotes de violencia, de la incipiente guerra santa contra "el basilisco liberal-comunista" desatada desde los pulpitos por los curas falangistas, golpeaban zonas del pais remotas de la capital.