Cunegunda

Cunegunda

proves innocence by walking unharmed on hot ploughshares. [Christian Hagiog.: Hall, 86]
Mentioned in ?
References in periodicals archive ?
La vieja le dijo a Cunegunda:--Senorita, usted tiene setenta y dos cuarteles en su escudo y ni un centavo; en sus manos esta el convertirse en la mujer del senor mas grande de la America meridional, que por lo demas tiene un hermoso bigote; ?va con usted eso de presumir de una fidelidad a toda prueba?
--Pero, dijo Candido, ?no hay placer en criticarlo todo, en encontrar defectos alli donde los demas hombres creen ver bellezas?--?Es decir, replico Martin, que hay placer en no tener placer?--!Esta bien!, dijo Candido, el unico feliz sere yo cuando vuelva a ver a la senorita Cunegunda.--Siempre es bueno tener esperanzas, dijo Martin (Voltaire, 1996: 129-130).