Mona Lisa

(redirected from La Mona Lisa)
Also found in: Dictionary.

Mona Lisa

La Gioconda, da Vinci’s enchanting portrait. [Ital. Art: Wallechinsky, 190]

Mona Lisa

enigmatic smile beguiles and bewilders. [Ital. Art: Wallechinsky, 190]
See: Mystery

Mona Lisa

(“La Gioconda’) her mysterious smile enchants the beholder. [Ital. Art: Benét 397]
See: Smiling
References in periodicals archive ?
Tambien hay una sala donde los visitantes pueden sentarse ante un caballete y, con unos pinceles facilitados por los organizadores, iluminar el famoso rostro de la Mona Lisa.
Por culpa de un fenomeno que se dispone a explicar, hoy en dia la Mona Lisa y la "burbuja brillante" tienen mucho en comun.
Los primeros no le perdonaron, entre otras cosas, haber publicado en 1990 en el matutino Liberation un manifiesto para exigir que algunas obras de arte primitivo salieran de los laboratorios de los investigadores para ser expuestas en el Museo del Louvre al mismo tiempo que la Mona Lisa.
Llevamos poco mas de cinco siglos pensando que como la Mona Lisa no hay dos.
lograron desnudar a la Mona Lisa y escarbar en sus secretos; el ingeniero Cotte (que traducido casi quiere decir "de lado") utilizo una camara digital con sensores de 22 gigabytes (con fuerza del infrarrojo y el infravioleta) pudo al fin desvestir a La Gioconda y verla sin panos menores, pero no ha dicho nada a proposito de si esta embarazada o no, otro asunto que sigue en discusion.
Asi como la Mona Lisa de Leonardo da Vinci, el diputado Federico Doring tiene una sonrisa permanente, misteriosa, indescifrable.
Agradezco a don Eulalio que me haya hecho llegar uno de sus mas recientes libros: Da Vinci y la Mona Lisa (FCE, 2007), en torno precisamente a un personaje y una obra mas que representativos de un universo renacentista que el mismo pareciera haber reencarnado por su propio talante abierto y eclectico.
Es como si la Mona Lisa se girase, abriese la boca y oyesemos el viento.
Uno de los casos mas paradigmaticos--por radical-- es en este sentido el de la Mona Lisa, a la que Duchamp dedico dos episodios: el primero, y mas conocido, en que agrego barba y bigotes, en 1919, a una postal de la famosisima Gioconda de Leonardo da Vinci; (8) el segundo, casi cincuenta anos despues, en que se limito a firmar otra postal del mismo personaje, intitulandola L.
Ante la Mona Lisa, alguien se puede quedar impavido y diga: estan exagerando; a otro quiza lo remita a la epoca y encuentre el significado de los simbolos que Leonardo puso ahi.
Que el prospero fabricante de embutidos oriundo de Toluca -a quien el arte y sus afanes le han valido siempre poco menos que un pepino- de pronto tenga como imperativo categorico acudir al Louvre a "ver" la Mona Lisa me parece uno de los grandes misterios de la humanidad (y las razones que lo justifican me parecen de una ingenuidad majadera: pago su cuota de "ilustracion" y se puede ir a Pigalle con la conciencia apaciguada, a que se le desapacigue otra zona).
Hace unos dias me tope con una curiosa nota sobre un medico florentino que asegura que tras la enigmatica sonrisa de la Mona Lisa no se esconde otro misterio que una enfermedad, mas bien comun, llamada bruxismo o habito involuntario de apretar y rechinar los dientes.