bicoca

bicoca

A turret or watchtower.
References in periodicals archive ?
04 pesos por dia--es una bicoca si se le compara con el salario bruto de 233 mil pesos que gana el presidente de esa dependencia -Basilio Gonzalez Nunez, quien ocupa el puesto desde que Carlos Salinas de Gortari estaba en Los Pinos--, segun el Presupuesto de Egresos de la Federacion 2017.
La victoria fue tan facil para los espanoles que la palabra bicoca paso al diccionario como sinonimo de algo de facil obtencion y de poco valor.
La reunion se cerro con un rotundo fracaso y costo a la quebrada republica de Colombia la bicoca de 200.
diciendo: "Alto senor, cuya potencia sujetas trae a barbaras naciones al desabrido yugo de obediencia: a quien los negros indios con sus dones reconocen honesto vasallaje, trayendo el oro aca de sus rincones; despierte en tu real pecho coraje la desverguenza con que una bicoca aspira de contino a hacerte ultraje.
Asi es que muy a menudo me han contado que uno entre tantos es habitado por un monstruo en comparacion del cual la famosa "serpiente de mar" es una bicoca.
Bien lo escribieron los indios delaware rememorando la bicoca que recibieron por la isla de Manhattan: (2) "El gran hombre blanco queria solo una tierra pequena para sembrar verduras.
Artifice decisivo en las batallas de Milan (1521), Bicoca y Genova (1522), Romagnano-Sesia y Provenza (1524) o en la determinante Pavia (1525).
Este pintor regalaba las ilustraciones originales de sus portadas a quien se las pidiera, y cobraba segun el cliente: precios altos a las grandes editoriales, y una bicoca a los scouts que <<boteaban>> para pagarlas.
Una bicoca para ellos, pero mas de lo que Benny gano en sus veinte anos de mojado.
En realidad, se subastaron 223 obras que en un par de dias le proporcionaron la bicoca de 198 millones de dolares a Damien Hirst, el mas conspicuo representante de los escandalosos y mediaticos British Young Artists, y sin duda un prisionero de los buscadores de mercancia etiquetada como arte.
En la celebre "A los ganados y las mieses" dice Lugones: "Mas alla viene el sirio buhonero,/balanceando a la espalda su bicoca,/al canto gutural de su sabida/ 'cosa linda y barata' que pregona" (435).
Lo mismo ensena Juan Navarro en su proyecto de Turin, a diferencia, de los tristones concursos para la Bicoca o para la Giudecca, donde ningun proyectista ha querido reconocer el significado de una pieza para toda la ciudad.